domingo, 11 de marzo de 2018

Las mejores virtudes, la mejor persona


En los últimos días, mi hijo y yo hemos estado leyendo un libro titulado "Historias de buenas noches del Corán", escrito por Saniyasnain Khan.
Comparto una parte del último capítulo de este libro, en el que se mencionan las altas virtudes de nuestro amado Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), la mejor persona a la que podemos intentar imitar en nuestro comportamiento.

"El mismo Profeta fue un ejemplo de pacífica convivencia con su gran generosidad, amabilidad, humildad, buen humor y excelente sentido común, y su gran amor por toda la gente e incluso por los animales. Nunca hizo sentir menos a los demás, no queridos o molestos. Él urgía a sus seguidores a hacer lo mismo, a liberar esclavos cuando fuese posible, dar limosnas, sobretodo a gente muy pobre, huérfanos y prisioneros -sin esperar ninguna recompensa.

Diría a la gente que "cada religión tiene una virtud especial, y la del Islam era la modestia." Sin esa virtud, ninguna comunidad puede tener una paz duradera. Era de un alto carácter moral, por lo que la gente que le pudiera dañar, él rezaba por ellos, devolviendo bien por mal. Cuando otros trataban de provocarlo, él permanecía paciente y sereno. En establecer este ejemplo, su intención era resaltar las almas que estaban vueltas hacia Dios, que encontraban a Allah tan grande que todo lo demás parecía sin importancia. Esto se expresa en uno de los dichos del Profeta:

"Nueve cosas me ha encomendado el Señor:
Temer a Dios en privado y en público;
justicia, tanto en el enfado como en la calma;
moderación tanto en la pobreza como en la abundancia;
que debo estrechar lazos con aquellos que los rompen conmigo;
dar a aquellos que me dejan sin nada;
perdonar a aquellos que me hacen mal;
que mi silencio debería ser meditación;
mis palabras recuerdo de Dios;
y mi visión observación aguda." (Razín)"


martes, 20 de febrero de 2018

Está prohibido maltratar a los animales


Sabemos por los hadices que ciertos pecados tienen como consecuencia sufrir el castigo del Infierno, por lo tanto, son acciones que están prohibidas.
Uno de estos pecados es el maltrato a los animales.

Transmitió Muslim de Yabir que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

"Me fue mostrado el Infierno, y vi a una mujer que estaba siendo castigada debido a un gato de su propiedad. Lo ató y no lo alimentó, ni lo liberó para que pudiera alimentarse por sí mismo hasta que murió de hambre".
(Hadiz tomado del libro El Paraíso y el Infierno, de Omar S. Al Ashqar)

Del mismo modo, hacer el bien a los animales tiene recompensa. Y el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) mencionó expresemante "cada ser vivo que se le haga el bien".

De Abu Huraira se transmitió que el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

"Un hombre caminaba sediento y encontró un pozo, al cual bajó y bebió. Después salió y vio un perro jadeando y queriendo lamer la arena de la sed que tenía.
Se dijo el hombre: -Este perro ha llegado a un grado de sed como el que yo tenía.
Así pues, bajó al pozo, llenó su bota de agua y agarrándola con la boca pudo subir y salir del pozo para dar de beber al perro. Y de esa forma el hombre obtuvo el agradecimiento y el perdón de Allah.
Dijeron: -¡Oh Mensajero de Allah! ¿Hay verdaderamente en los animales recompensa para nosotros si les hacemos el bien?
Y dijo: -En cada ser vivo que se le haga el bien hay recompensa."
(Lo transmitieron Al-Bujari y Muslim)
(Hadiz número 80 del libro Lo más granado de los Jardines de los Justos del Imam An-Nawawi, traducido por Zakaríya Maza)

De Yabir se transmitió que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones sean con él) dijo:

"El musulmán que planta un árbol para que coman de él hombres, animales y pájaros, obtendrá la recompensa de una sádaqa hasta el Último Día."
(Hadiz número 89 del libro Lo más granado de los Jardines de los Justos del Imam An-Nawawi, traducido por Zakaríya Maza)

Es importante darse cuenta de que si está prohibido maltratar a los animales, con mayor motivo está prohibido maltratar a las personas (por si a alguien le queda alguna duda).

 

viernes, 16 de febrero de 2018

Todos somos responsables


Abu Bakr As Siddiq narró que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:
"Si las personas ven un mal y no lo impiden, puede que Allah los aflija a todos con una desgracia".

(Hadiz tomado del libro El Mundo de los Genios y los Demonios, de Omar S. Al Ashqar)

Aquí podemos entender que todos tenemos cierta responsabilidad sobre lo que ocurre a nuestro alrededor si miramos para otro lado y no intentamos impedir el mal, ya que Allah no comete injusticia y si nos advierte de que puede afligir a todos es porque todos, en mayor o menor grado, estamos implicados en eso que está ocurriendo, unos por hacerlo y otros por permitirlo.


miércoles, 14 de febrero de 2018

Nuestro mayor enemigo


Se narra en un hadiz que Sabrah Ibn Abi Fakih contó haber oído del Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él):

"Shaitan se interpone en todos los caminos de los hijos de Adán. Se interpone en el camino al islam y dice: '¿Acaso vas a abrazar el Islam y dejar la religión de tus padres y abuelos?' Entonces el hombre lo desobedece y abraza el Islam. Shaitan se interpone en el camino a la emigración (hiyra) y dice: '¿Acaso vas a emigrar y abandonar tu tierra nativa?' Pero el emigrante se encuentra ante una ardua jornada, y a pesar de ello lo desobedece y emigra. Entonces Shaitan se interpone en el camino del Yihad (combate por la causa de Allah) y dice: 'Es un esfuerzo difícil que pone en juego tu vida y riquezas. Si combates morirás, tu esposa se casará nuevamente y otros se distribuirán tus riquezas'. Pero el hombre lo desobedece y emprende el Yihad. Quien haga todo esto tiene el derecho y la promesa de Allah de entrar en el Paraíso. Y quien muere (en el camino) tiene el derecho ante Allah de entrar en el Paraíso. Y quien muera ahogado tiene el derecho ante Allah de entrar en el Paraíso. Y aquel a quien un animal le rompa el cuello tiene el derecho ante Allah de entrar en el Paraíso".

Dice otro hadiz:

"Ciertamente Shaitan ha dicho (dirigiéndose a Allah): 'Por Tu Honor y Grandeza, que no dejaré de tentar a Tus siervos mientras se encuentren sus almas dentro de sus cuerpos'. Dijo el Señor: 'Por Mi Honor y Grandeza, que no dejaré de perdonarlos mientras me pidan perdón".

(Hadices tomados del libro El Mundo de los Genios y los Demonios, de Omar S. Al Ashqar)


martes, 30 de enero de 2018

Quitarle tiempo a Allah


Hace unos días descubrí una serie de vídeos en internet que he estado mirando por sus buenas ideas de organización en la educación de los hijos en casa.
Hoy me he dispuesto a ver el último de ellos y me he encontrado con que es una despedida.
Esta madre abandona su canal de vídeos y explica por qué. Y su explicación me ha emocionado al mismo tiempo que me ha hecho reflexionar sobre mí misma y, en general, las veces que regalamos nuestro tiempo a alguien o a algo en exclusiva siendo un tiempo que le estamos quitando a Allah.

Ella, una mujer creyente, habla desde el punto de vista del cristianismo. Pero obviando algunas cosas, sus reflexiones sobre Dios pueden ser válidas para cualquier persona que crea en Él.
Cuenta como poco a poco su tiempo dedicado a internet la fue absorbiendo hasta el punto de estar continuamente pensando en el próximo vídeo a subir, en editar tal vídeo que ya hizo, en compartir esto o aquello... convenciéndose a sí misma de que estaba haciendo algo bueno porque ayudaba a otras personas con sus consejos y aportaciones. Pero dándose cuenta finalmente de que esa enorme cantidad de tiempo la estaba restando de su dedicación a Dios (menos tiempo de rezar, menos tiempo de leer libros sobre religión, menos tiempo de reflexionar sobre su vida espiritual, menos tiempo de estar conectada con Dios).

Y fue capaz de ver todo eso porque tuvo que pasar por una prueba, una situación difícil que no supo afrontar de la manera correcta, con fortaleza, sino que se vino abajo y se sintió desbordada. Después llegó a la conclusión de que en aquel momento su nivel de fe estaba muy bajo a causa de todo el tiempo que le había quitado a su dedicación a Dios para emplearlo en su canal de internet, pero que podría ser aplicable a otras personas o cosas a las que nos entregamos con tanta intensidad y muchas veces sin control.

Si yo aplico ese testimonio a mis creencias, veo que el riesgo es el mismo.
No adorar a nadie excepto a Allah quiere decir que Él tiene que ser lo primero para nosotras.
No postrarse ante nadie excepto Allah no se refiere sólo a la postración física. Es algo que va mucho más allá y nos lleva a pensar a quién o a qué dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo y nuestros pensamientos, en quién ponemos nuestra confianza, a quién pedimos ayuda cuando hay un problema o tenemos miedo de algo.
¿Qué esperamos que hagan los demás si sabemos, o deberíamos saber (sin dudarlo ni un segundo) que nada puede ocurrir si Allah no quiere y que lo que Allah ha decretado nadie lo puede impedir?

Sé que nada pasa por casualidad y creo en las señales, quiero decir que creo que Allah se comunica con nosotras, nos manda mensajes, nos guía... Incluso cuando nos empeñamos en no ver. 
Sé, por tanto, que yo no he visto hoy ese vídeo por casualidad. Siento que ahí había un mensaje para mí y estoy agradecida por ello si me sirve para enmendar algún error y mejorar algunas cosas.
Y lo comparto por si alguien le está quitando tiempo a Allah para dedicarlo a otros asuntos menos provechosos. Se puede rectificar.
No olvidemos nunca que fuera de Allah no hay nada.

Abu Huraira narró que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:
"Cuando el ser humano lee una Aleya que le ordena postrarse y se postra, Shaitan se retira lamentándose: '¡Ay de mí! El ser humano fue ordenado postrarse y lo hizo, y esto le valió el Paraíso. Pero a mí me fue ordenado que me postrara y desobedecí, lo que me valió el Fuego del Infierno'".
(Hadiz tomado del libro "El mundo de los genios y los demonios", de Omar S. Al Ashqar)


jueves, 11 de enero de 2018

Incluir el recuerdo de Allah en el aprendizaje de nuestros hijos


Hace tiempo escribí sobre la importancia de reflexionar acerca de la Creación de Allah y cómo esto se considera un acto de adoración (aquí).
Hoy escribo sobre la importancia de transmitir esto a nuestros hijos.

Cada día mi hijo y yo aprendemos juntos sobre multitud de cosas. 
Su padre y yo somos los principales responsables de su educación y sobre ello tendremos que rendir cuentas.
Tengo por costumbre mencionar a Allah siempre que hay ocasión, en cada tema estudiado y en cada actividad educativa que le propongo.
En los libros de texto no se suele mencionar a Dios, así es que soy yo la que me conciencio de ello para tenerlo presente y no dejarlo pasar. Mi hijo debe saber que es Allah Quien ha creado todo. Cada vez que en su material de aprendizaje se dice "gracias al viento ocurre tal cosa...", "gracias al sol...", "gracias a la naturaleza...", "gracias a la vida...", yo puntualizo y él repite conmigo "GRACIAS A ALLAH".

Sobretodo en los temas de ciencias, es donde encontramos más ocasiones para maravillarnos sobre el mundo y su funcionamiento. Todas esas leyes que llaman de la naturaleza están dictadas por Allah, el Altísimo.
Por esto tengo la costumbre de incluir en los trabajos de mi hijo varias ayas del Corán donde se mencionan los temas que estemos estudiando en ese momento: la lluvia, el movimiento de los animales, las plantas, el universo...
Para nosotros, el Islam y el conocimiento del mundo van unidos y no nos avergonzamos de afirmar que existe un Creador cuya Obra nos sobrepasa ya que nuestra comprensión es limitada. Al contrario, nos enorgullecemos de ello y está entre mis labores más importantes transmitirlo así a mi hijo.

Pasear por la vida observando todo lo que hay a nuestro alrededor, lo más grande y lo más pequeño, lo cotidiano y lo extraordinario, y recordar a Allah y Su Grandeza en cada cosa que vemos. Eso es de lo mejor que podemos enseñar a nuestros hijos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...